El infierno

El infierno, según muchas religiones, del latín inférnum o ínferus: ‘inferior, subterráneo’- es el lugar donde, después de la muerte, son torturadas eternamente las almas de los pecadores.                                                                                          

infierno
infierno

Es equivalente al Gehena del judaísmo, al Tártaro de la mitología griega, y al Inframundo de otras religiones. En la teología católica, el infierno es una de las cuatro postrimerías del hombre. No se le considera un lugar sino un estado de sufrimiento. En contraste con el infierno, otros lugares de existencia después de la muerte pueden ser neutros -por ejemplo, el Sheol judío-, o felices -por ejemplo, el Cielo cristiano-. Por otro lado infierno también es in-forno que quiere decir “en el fuego”; recordemos que el fuego y el azufre, símbolos del infierno, son purificadores.

Los nueve infiernos

Los infiernos existen, son estados psicológicos ¿quién no ha vivido una situación en su vida que haya dicho “esto es un infierno”?… Estos infiernos o estados psicológicos los produce el ego. Si aquí los reconocemos, trabajamos y superamos, no pasa nada, pero si nos los llevamos a la tumba llegaremos con la vibración correspondiente a uno de esos submundos, y allí, al deshacernos del cuerpo físico, vamos a llegar a un sitio que hemos creado nosotros y otros como nosotros, con nuestros pensamientos y miserias, y por lo visto agradable, lo que se dice agradable, estos mundos, no son. Hay mil páginas en la web hablando del tema y son terribles, para quien tenga miedo mejor no leerlas. Pero todo es pensar un poquito y para eso está la superación personal y la evolución espiritual. Cada uno sabe sus fallos, el ego está ahí, pero habiendo llegado hasta aquí y buscando la verdad como la buscamos, yo estoy segura que todos sabemos de que “pie cojeamos”; ahora, lo que hay que hacer es, ya que lo sabemos, corregirlo ¿no?… ya no por evitar estos “mundos” al morir, sino por ser más felices y libres aquí.

Los infiernos son estados psicológicos de sufrimiento, estos los tenemos aquí, pero como sabemos toda la energía que desprendemos de los pensamientos, emociones, intenciones y actuaciones no se elimina jamás, se trasmuta, pero si no la cambias se queda en el plano astral según la vibración correspondiente, formando parte de un submundo de sufrimiento , también pasa con las vibraciones altas ¡ojo!, esos serían los cielos. Esa energía, cualquier energía, forma su propio mundo en el plano astral, esos mundos están hechos por toda la energía acumulada de todas las personas que tienen esa misma vibración y cuando mueres, si no has evolucionado y superado tus bajas vibraciones aquí, las vivirás allí en un submundo real y desagradable. Así que ya sabemos, analicemos como somos, en que fallamos, nuestros rencores, ira, violencia, bajos instintos, envidia, en fin… a por la superación. Lo importante es bajar a ellos y  no caerse en ellos, ver como los superamos.

De todas formas en el caso extremo de que acabemos allí, no es para siempre, al igual que aquí puedes hacer por evolucionar e ir ascendiendo.

Bajar a nuestros infiernos o estados psicológicos que nos producen sufrimiento, lo podemos hacer mediante la relajación y la meditación, analizando nuestra psique en esos estados de conciencia.

Mañana empezaremos a ver los infiernos que son nueve, nada menos, según Dante.

Gracias por entrar, da a BUZZ por favor.

 

 

 

Translate »