Cuando morimos ¿qué sucede?

Cuando morimos, ¿qué sucede? Nuestro cuerpo físico deja de servirnos y, por tanto, la conciencia abandona ese cuerpo y plano físico y pasa al siguiente plano

dimensiones
dimensiones

Cundo morimos pasamos al siguiente plano con su cuerpo, el astral. Como decíamos, todos los planos están mezclados unos con otros, mejor dicho, paralelos unos a otros; Por tanto, la persona muerta en el plano físico puede seguir viendo a los vivos a través de su cuerpo y plano astral.

Cuando morimos…

Habréis oído muchas veces que hay personas que cuando experimentan un coma  (y por tanto, pierden la conciencia), hablan de que se han visto fuera de su cuerpo, de que veían todo lo que pasaba en la habitación o el quirófano en el que estaban, pese a estar en estado inconsciente. ¿Cómo es posible esto?… Porque la conciencia abandona el plano físico y experimenta a través de ese cuerpo astral desde el plano astral. Con la muerte sucede lo mismo o, mejor dicho, algo muy parecido. Nuestras vibraciones son muy parecidas a las que teníamos en el plano físico y, por tanto, todavía sentimos emociones “humanas”, deseos, etc.

También, al ser las vibraciones tan parecidas de un plano a otro, podemos seguir viendo a los vivos. Vemos  más cosas, por supuesto, entendemos más, somos capaces de experimentar nuevas visiones, nuevas sensaciones. El tiempo ya no existe tal y como lo conocíamos. Cuando llevamos un tiempo en el plano astral, trabajando en él, nuestra vibración se eleva de nuevo y pasamos al siguiente plano, el Mental. Cuando los pacientes de Michael Newton, a los que hemos leído en el libro “Vida entre vidas” y “Destino de las almas” -que os recomiendo-, hablan de cómo se juntan en grupos, cómo hablan con sus guías y todo lo que experimentan en la post-vida; están recordando lo que les sucede en el plano mental.

Mas cosas

Veamos otra curiosidad: Cuando dormimos, nuestra conciencia abandona el plano físico y se marcha al astral. Sin embargo, como nuestro cuerpo astral también está casi tan inconsciente como el físico, no somos capaces de experimentar nada allí. A veces escuchamos a personas que nos dicen que han soñado con un familiar muerto y que el sueño era extremadamente real, que su familiar le daba mensajes, lo abrazaba y él sentía ese abrazo. ¿Qué ha pasado aquí?… Pues que ese ser fallecido, que se encuentra en el plano astral, aprovecha que estamos durmiendo y, por tanto, estamos también en el plano astral, para comunicarse con nosotros.

Hablamos de vibraciones. Mi insistencia en la necesidad de meditar está precisamente relacionada con este tema. Cuando meditamos bien, cuando conseguimos meditar realmente, nuestra vibración cambia, se eleva. Al elevar nuestra vibración conseguimos mayor conciencia y, por tanto, comenzamos a tener acceso al plano astral aunque estemos vivos en el físico. Aumenta nuestra paz, nuestra concentración, nuestros presentimientos, nuevas ideas, etc. Eckhart Tolle nos dice que cuando conseguimos acallar la mente, los egos (esto es meditar), el Ser se hace consciente de sí mismo. ¿Y esto que significa?… Que elevamos la vibración. Que comienza a despertar el Ser y a experimentar el plano físico de una nueva forma y a través de él comienza a vislumbrar el siguiente plano.

Teniendo claro todo lo anterior, nos resultará más sencillo entender el proceso de la muerte física. Para entender mejor podéis mirar en los enlaces. Hablaremos más de ello. CONTINUARÁ….

Gracias por entrar. Por favor dar a BUZZ y si os ha gustado dar a compartir arriba a la derecha en los “bontones”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protected by WP Anti Spam
Translate »