Good start to the week

Buenos días! Good Morning!

Con ganas de Semana Santa

Looking forward to Easter

Hoy empezamos la semana, aunque para algunos será una semana corta porque llegan las ansiadas vaciones de Semana Santa, lo que nos llevará a poder estar más tiempo con nuestra familia o, simplemente, podremos relajarnos en casa.

Today we start the week, although for some it will be a short week because the longed for Holy Week arrives, which will take us to be able to spend more time with our family or, simply, we can relax at home.

Hoy volvemos con un poco más de optimismo, porque el otro día leí a mi queridísimo Benedetti y me apareció aquel poema de ‘No te rindas’, y cuánta razón tiene cuando dice que, aunque las cosas salgan mal, hay que continuar creyendo en uno mismo, y parece obvio, pero muchas veces lo olvidamos. A veces pasa que las cosas no salen como queremos, van mal, o no sé, sentimos un vacío que no se trata de hambre. Pero, entonces, siempre me repito lo mismo: “Piensa en hasta dónde has llegado y continúa caminando”.

Today we return with a little more optimism, because the other day I read my dearest Benedetti and I appeared that poem of ‘Do not give up’, and how right it is when he says that, even if things go wrong, we must continue to believe in one It seems obvious, but we often forget it. Sometimes it happens that things do not go as we want, they go wrong, or I do not know, we feel a vacuum that is not about hunger. But then, I always repeat the same thing: “Think about how far you’ve come and keep walking.”

Como siempre, os presentamos los vídeos del domingo

“No te rindas”

No te rindas, aún estás a tiempo

de alcanzar y comenzar de nuevo,

aceptar tus sombras,

enterrar tus miedos,

liberar el lastre,

retomar el vuelo.

no te rindas que la vida es eso,

continuar el viaje,

perseguir tus sueños,

destrabar el tiempo,

correr los escombros,

y destapar el cielo.

No te rindas, por favor no cedas,

aunque el frío queme,

aunque el miedo muerda,

aunque el sol se esconda,

y se calle el viento,

aún hay fuego en tu alma

aún hay vida en tus sueños.

Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo

porque lo has querido y porque te quiero

porque existe el vino y el amor, es cierto.

Porque no hay heridas que no cure el tiempo.

Abrir las puertas,

quitar los cerrojos,

abandonar las murallas que te protegieron,

vivir la vida y aceptar el reto,

recuperar la risa,

ensayar un canto,

bajar la guardia y extender las manos

desplegar las alas

e intentar de nuevo,

celebrar la vida y retomar los cielos.

No te rindas, por favor no cedas,

aunque el frío queme,

aunque el miedo muerda,

aunque el sol se ponga y se calle el viento,

aún hay fuego en tu alma,

aún hay vida en tus sueños

porque cada día es un comienzo nuevo,

porque esta es la hora y el mejor momento.

Porque no estás solo, porque yo te quiero.

Mario Benedetti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *