El tránsito hacia el otro lado

El tránsito hacia el otro lado empieza con la agonía de la persona moribunda, es el momento para “arroparlos” y ayudar en su transición.

transición
transición

El tránsito hacia el otro lado empieza con la agonía. Tenemos miedo al dolor a la hora de morir, físico y psicológico, es “normal” porque es algo desconocido, lo que tenemos que evitar es el “pánico”. Si aceptamos que estamos muriendo todo es fácil, nos dejamos llevar y nos soltamos, en cambio, si nos resistimos, la agonía se hace más larga por la lucha de la persona para aferrarse a la vida.

El tránsito

La palabra agonía es fea, es lógico que sintamos miedo al oírla porque parece que nos va a faltar el aire. La es un proceso de desenlace, una transición, aceptamos que nos vamos y nos dejamos ir, esa es la parte buena, y ahí es donde tenemos que ayudar los familiares, tenemos que ayudar a que sea una muerte tranquila, sin escenas de dolor delante del moribundo, hay que trasmitir amor, paz y serenidad, darle seguridad, hablarle de que puede irse tranquilo, que todo está bien – eso es fundamental, que los que nos rodean estén serenos y acepten su partida también. Cuando las personas que están muriendo se resisten, no quieren morir, se aferran a la tierra, son capaces de alargar la agonía días enteros, lo he visto en mis padres, en los dos, no querían morir de ninguna de las maneras, no y no -por mucho que les hablaba, tranquilizaba, les daba masajes, les cogía de la mano- así “sí” se sufre porque no aceptan la muerte. Igual que en la vida, si no aceptamos y nos resistimos las situaciones que nos vienen, sufrimos más -aceptar no es resignarse-.

Entonces quedamos en que es mejor aceptar la situación y calmarse, me diréis “que fácil lo dices” sí, por eso hay que conocer, saber que pasa, prepararse y asimilarlo, así, en el momento, sabremos que hacer, como en todo, si nos vamos de viaje a china, por ejemplo, nos informarnos primero ¿verdad?; Nadie quiere saber nada de la muerte “ya me enteraré cuando me toque a mi”, tema tabú, error, hay que saber. Tenemos que tener en cuenta que cuando pasamos “al otro lado” pasamos tal cual estamos en ese momento a nivel pensamiento y emoción, lo único que nos falta es el cuerpo, por lo demás es todo igual, no vamos directos y ya somos “angelicos”!pues no queda!.

Lo importante de esta parte “agonía y transición” es que ayudemos al moribundo en su partida, estemos tranquilos con él, calmándolo y mimándolo, sin escenas dolorosas, si queremos llorar nos vamos fuera. Mañana veremos más, empezando por saber que elegimos con quien queremos morir.

Vídeo que os recomiendo: Afrontando la muerte Documental Es muy bonito ver como la familia se porta con normalidad con el enfermo, le cantan, le hablan, eso les ayuda en su tránsito porque cruzan con serenidad, hay que tranquilizarlos. Es un vídeo real de enfermos terminales, ¡aviso!, No me gustaría herir la sensibilidad de nadie.

Gracias por entrar. No olvides dar a BUZZ

Translate »