Los sueños con nuestros difuntos

Los sueños con nuestros difuntos pueden venir del subconsciente o del plano astral al que, como sabemos, vamos todas las noches al dormir.

sueños
sueños

Los sueños con nuestros difuntos, a veces, son muy claros y captamos el mensaje y, otras veces, no nos enteramos de nada. Ahora sé algo más de como decodificar un sueño por la comunicación que tengo con mi madre. No hablo con ella como si me estuviera tomando un café -que quede claro-; es que ni siquiera mueve la boca. Yo capto lo que me dice en mi mente, eso en meditación, y, en sueños, me enseña cosas que hemos vivido las dos para que relacione. Así es como parece que funciona esto.

Los sueños con nuestros difuntos

Os voy a compartir unos ejemplos que he vivido y así se comprenderá mejor. Cuando os dije en y ahora conecto contigo que sabía que estaba bien por su aspecto ella me lo demostraba así, apareciendo, cada vez, más arreglada y joven. Sabe que, de pequeña, mi obsesión era que se arreglara para saber que estaba bien y, cuando mis padres iban a salir, yo me quedaba a su lado mirando como se vestía, pintaba y peinaba y me encantaba. Eso es un ejemplo para descifrar, como este otro: el, casi, mes que he estado tan mal cayendo al vacío como si me chupase una aspiradora yo preguntaba a mi madre: ¿qué puedo hacer para salir de aquí, de este estado? Y yo la veía que se ponía a bailar. Claro, yo pensaba:, vaya gracia; yo sufriendo y ella bailando. Pues no me ayuda nada. Ya cuando empecé a salir del hoyo y a comprender relacioné perfectamente. Siempre he trabajado dando clases de danza y gimnasia. Ella pensaba, en vida, que eso nunca lo podía dejar  porque era vital para mí y, además, me pondría muy gorda -como mi abuela, me decía-.

El año pasado dejé las clases para dedicarme a esto -que me tiene sentada frente al ordenador horas y horas- y, excepto andar un poco, no hago otro tipo de gimnasia. Engordar no he engordado pero, quizás, me falte hacer ejercicio, quizás no, seguro. Ella no me ha visto dar clases de gimnasia pero de danza sí. Entonces: ¿qué me estaba diciendo? Niña, muévete, haz ejercicio. Todos sabemos lo bueno que es el ejercicio para la mente, más que para el cuerpo, y ése era su mensaje: “te hace falta moverte más”. Luego, en el post de una meditación reveladora, acordaos que me dio el mensaje claro de mi hijo y que me tuvo andando por un montón de calles; eso era otra cosa que ella quería, que saliese más, no de fiesta, sino que tuviera tiempo para pasear y distraerme. En esa meditación, el perdernos y encontrar el camino, ver y cruzar ríos, lo interpreto como que: en la vida te perderás y te reencontrarás con nuevas partes de ti -nuevas calles-. Tus emociones subirán y bajarán como el agua del río -el agua es la emoción- pero podrás arreglártelas bien con las emociones y ayudar a otros a comprender -cuando me tiro al río y salvo a los animales que se ahogaban, más detalladamente, es que los desaté de sus cadenas para que pudieran nadar y salir-.

Esto me llevaría días así que CONTINUARÁ…

Si queréis entender bien tendréis que leer los enlaces. Si no, luego, me preguntáis de que va y no os lo puedo explicar.

Gracias por entrar. Dad a BUZZ por favor.

 

Translate »