Capilla

Descripción de la Capilla de santa Marta, patrona de La Vila Joiosa, sita en la iglesia-fortaleza de Nuestra Señora de la Asunción.

La capilla de Santa Marta fue construida en el siglo XVI y está enclavada en la parte derecha de la iglesia-fortaleza de Nuestra Señora de la Asunción. Alberga la imagen de la patrona de la ciudad, obra de finales del siglo dieciséis y comienzos del diecisiete.  Dicha figura está tallada en madera policromada. Su hornacina, de tamaño un poco mayor, se sitúa sobre el altar junto a otras dos que contienen las imágenes de santa María Magdalena y san Lázaro.  La talla estaba situada, originalmente, en uno de los laterales, como el resto de santos y vírgenes, representados, en la iglesia.

Descripción de la capilla de santa Marta

Fue inaugurada en mil setecientos cuarenta. La planta tiene forma cuadrada con cúpula de tambor sobre pechinas. Su fin era proteger y cobijar la imagen de la patrona de la ciudad, santa Marta. En la Guerra Civil toda la decoración fue destruida y tuvo que ser renovada. Los evangelistas acompañan a la patrona desde las pechinas de la cúpula por medio de los símbolos, pintados,  que los representan, es decir; el ángel, a san Mateo; el león, a san Marcos, el buey a san Lucas y, el águila, a san Juan. Las tejas de la cúpula, de color azul, fueron cambiadas y, actualmente, están a la venta en la sacristía con la firma que garantiza su pertenencia a la capilla de la patrona.

Debido a que, este habitáculo, antiguamente, se dedicó a la patrona, santa Marta, y a la Eucaristía, toda la decoración de la capilla se refiere a estos temas. Tanto en los azulejos que encuadran al altar y al sagrario, la vid y el pan se hallan presentes y hay situado, debajo de la hornacina de la santa, un sagrario donde, usualmente, se custodia al Santísimo.  La única firma de  un autor conocido, Remigio Soler, pintor, se halla en los cuadros o lienzos laterales donde se representaron los pasajes relacionados con santa Marta y sus hermanos, es decir: la “Resurrección de Lázaro” y “Cristo, en casa de María”.

En cambio, se desconoce quién era el autor de los enormes lienzos que se hallan situados en los muros laterales de la capilla y que describen dos hitos muy importantes para La Vila, relacionados con su patrona: a la derecha, el desembarco de la tropa de berberiscos que el pirata, Arráez Salah, dirigía, el día veintinueve de julio de mil quinientos treinta y ocho,  originario de la nominación de santa Marta como patrona, pues a ella se le pidió la protección de la ciudad, y el milagro de las lágrimas de  la patrona, en el muro izquierdo.

El día ocho de mayo de  mil seiscientos cincuenta y tres sigue siendo recordado por toda la población de Villajoyosa. Así lo testimonia, tanto el cuadro de la pared izquierda como el acta, firmada, que se halla debajo del mismo. Representa el “Milagro de las lágrimas de santa Marta”. La imagen estuvo llorando, durante dos horas, ininterrumpidamente. Dicho milagro coincidió con la firma, por parte del rey Felipe IV, de la autorización para construir, en Relleu, un pantano cuyas aguas pudieran regar las tierras vileras en época de sequías y hambre como las que azotaban a la región en el siglo diecisiete.

Vía | http://www.cult.gva.es/dgpa/documentacion/interno/579.pdf

Vía | http://blogs.ua.es/historiadevillajoyosa/2013/10/28/edificios-emblematicos-ii/

Comments are closed.