• 1

    Ponte al día con Dudeklatero

  • 2

    Únete y ponte al día

  • 3

    Ven con nosotros a Dudeklatero

  • 4

    La actualidad y...

Copyright 2017 - & - Dudeklatero

GTranslate

Spanish Basque Catalan English French Galician

Elecciones del veinticuatro de mayo 2

(c)María Teresa Aláez García. Todos los derechos reservados.

Sin corregir.

 

La lejía es muy orgullosa. Aunque el plan del bicarbonato no le parecía mal, se sentía algo ofendida. Ella no iba a rebajarse a hacer según qué trabajos sucios. Otra cosa era contratar a sus familiares para que se los hicieran. Pero ella.... ¡Ni pensarlo!. Bueno... quizás cediera un poco. A fin de cuentas sus votantes podían ver, en ello, un aliciente y, podría ser que, en las siguientes elecciones consiguiera mayoría absoluta de nuevo...

A la sosa, como buena bravucona, no le hacía falta pagar a nadie. Sus acólitos irían donde ella deseara. Claro que ignoraba que sus acólitos estaban deseando echarla a un lado o quitársela de encima porque, últimamente, los humos desatados por el último accidente de las aguas se le habían subido a la cabeza.

El amoníaco, con tal de ser jefe de equipo se aliaría con cualquiera. Pero su partido le aconsejaba que, mejor, reflexionara y pensara un poco sobre ello.

El vinagre blanco no tenía gran problema. Le gustaba la propuesta y si se unía al bicarbonato, sabía que conseguirían grandes cosas. 

Pero pasemos, ahora, a los grandes perdedores.

El salfumán. Desde la gran guerra química no había ganado grandes adeptos. El poder de corrosión superaba, con creces, al de la sosa aunque era muy utilizado para "asesinar" a toda bacteria y virus viviente que intentara ascender por cualquier tubería o conducto. Claro que, según el material, también los destrozaba. Mas poca gente veía su buena intención. Era su forma de ser, no su deseo. Simplemente quería tener un puesto en la sociedad y el uso que se hacía de sus efectos no solía ser el adecuado.

El alcohol se había considerado, siempre, el rey de la limpieza. Además intervenía en la cura y desinfección de heridas. Últimamente se había pasado a las nuevas tecnologías y los ordenadores estaban contentísimos con sus efectos. Ello le producía grandes satisfacciones. Pero... ¿qué había ocurrido con los votos? No comprendía esa caída. Podía unirse a cualquiera de los otros productos mas no comprendía el por qué de su rechazo.

El agua oxigenada buscaba una reconversión de su partido. Y el humilde limón, usado, toda la vida como limpiador y medicina. intentaba sobrevivir.

La glicerina y la cal aguardaban su momento.

Y, mientras, algunos elementos observaban lo que ocurría.

En un principio, los miembros del club Gosse (Alcantarilla), al que pertenecía lo más alto y granado de la sociedad, observaban los movimientos de los productos químicos. A su lado, la sociedad comercial de limpiadores, pugnaba por conseguir sus favores y ganarse un lugar favorable dentro del club: LI8, Vidriosol, Rápido, Mr. Crisol, los detergentes, esperaban los boletines y los movimientos de bolsa con gran expectación.  Querían obtener el monopolio de los azulejos, los enseres de baño, las cocinas, muebles, cristales...

En la sombra, donde casi nadie sabía de su poder, los banqueros Schabe, Dieb, Gauner, etc... se frotaban las manos aunque, en el fondo, estaban un poco alterados... si el limón llegara a ganar.... 

Las mareas continuaban sus avances. La blanca, de las sales reclamaban más oportunidades en los sanitarios. La marea verde, de los cítricos, pretendía que se diera a conocer la eficiencia de su uso. 

Los insecticidas aguardaban su turno aunque algunos de ellos, poco potentes, se habían convertido en terroristas y matones a sueldo...

 

Con más tiempo veremos la tarea de cada cual. 

f t g m